Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 19 de febrero de 2013

¡Caramba con San Malaquías!

Benedicto XVI ha anunciado que cuelga las sandalias del pescador. El hecho en sí es curioso en una institución tan arcaica y enormemente jerarquizada como es la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana. Mucho se especula sobre el por qué se larga Ratzinger. No tendría más importancia si no fuera por la época convulsa por la crisis mundial, un año no apto para triscaidecafóbicos (que temen al trece), profecías precolombinas, asteroides haciendo turismo y, encima, la memoria de la profecía que sobre los papas atribuyen al obispo medieval irlandés San Malaquías.

Sandro Rey es un aficionado

Hubo otros profetas de moda hace nada como Nostradamus, que tanto juego ha dado a los amantes del ocultismo, o las de Garabandal, uno de los últimos episodios de apariciones marianas que tuvo lugar en un pueblecico cántabro allá por los 60 y que reveló a una de las niñas videntes "el fin de los tiempos" tras un milagro universal, o los archifamosos secretos de Fátima, otro suceso de visitación mariana que tuvo lugar en una aldea portuguesa hace cien años, en la cual la virgen hizo partícipe a los tres pastorcillos de tres secretos, el último, por cumplir, dicen. Pero queda el de San Malquías que habla de 112 papas que se suceden, y que tras el último la ciudad de las siete colinas (Roma) será destruida y vendrá el anticristo acompañado de la tuna de la facultad de farmacia, para hacer el mal con su música.

San Malaquías de Armagh fue un obispo de Irlanda allá por el siglo XII. En su vida religiosa conoció Roma y el ambiente decadente que había allá en el medievo con esa curia cardenalicia y el papa viviendo a todo trapo y frecuentando mujeres (U hombres) en un alegre fornicio sin fin. Huyendo de la Roma corrupta y renegando de los herejes, San Malaquías vuelto a su verde Irlanda se dedica a pastorear su rebaño, y mientras tanto, dicen que escribió unas profecías que a él eran reveladas. Una era sobre el futuro de Irlanda, y la otra sobre los culos que se iban a sentar en la silla de San Pedro, hasta la venida del último y el fin de los tiempos. La sucesión la podéis encontrar en el wikipedia y aquí.

San Malaquías habla de 111 papas y que el 112 será el último tras el que vendrá el caos. Por cierto que Benedicto XVI parece ser el 111º papa y que el siguiente es el último de la lista malaquiana. Sus profecías se publicaron en 1595 (medio milenio después de su nacimiento) por medio de un monje belga.

A todos los papas les coloca un apelativo, todos en latín. Al último, al 112, lo llama "Pedro el Romano". Ojo, no confundir con el personaje lorquiano  Pepe el Romano de la casa de Bernarda Alba, ese que no aparece para nada, pero que tontea con la hija mayor y se tira a la pequeña.

El plató del próximo reality show

Muchos, como es natural e incluso higiénico, desconfían de las profecías. San Bernardo de Claraval, hagiógrafo de san Malaquías, decía en su breviario que a él no le consta ningún escrito profético redactado por San Malaquías, y mucho menos sobre los papas, pero ya sabemos lo que le gusta a la gente angustiarse con vaticinios apocalítpicos, fines del mundo, plagas y suplicios, como tragarse bodrios en plan Gran Hermano.

Lo único cierto es que si tras la próxima fumata cardenalicia (A ver qué es lo que fuman ahí encerrados) el papa es italiano y atiende por Pedro, quizá estemos ante el último sucesor en el cargo de San Pedro...O no...

6 comentarios:

emejota dijo...

Claro, claro. Bss.

Alson dijo...

Quien sabe...

Candela dijo...

Uy, niña, toco madera, que a mí estas cosas me dan mucho yuyu. Ya verás como ni es romano ni se llama Pedro. Me consuelo pensando que he pasado ya como 6 fines del mundo en lo que llevo en él :)

ROSA M. dijo...

Las apuestas hablan de un Papa africano o americano, Peter??
Salut!!!

mariajesusparadela dijo...

Yo le tendría más miedo a que fuese italiano. Porque pedros son todos..., ya que , teóricamente sobre ellos está edificada la iglesia.

Anónimo dijo...

El camarlengo, que es un papa provisional, ya se llama PEDRO y es de Romaaaaaaaa!!

Igual no llegamos a la fumata :S