Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pasajes de la Biblia, hoy: Sansón

Esta es la historia tamizada de Sansón, la furia de la naturaleza por obra de Jehová. Sus padres no podían tener hijos y la biblia ya dice que era cosa de que la mujer era estéril. El padre, por cierto, tenía el curioso nombre de Manué. Quizá viene de este entonces la tonada aquella que le advierte que no se arrime a la "paré", que se va a llenar de "cá", de "cá", de "cá".

Total que viene un ángel para decirle a ella que concebirá un hijo que será tocado por la mano de Dios. Yo no sé Manué, pero si se creyó que entre el ángel y su señora sólo hubo palabras, es que se creía a pies juntillas eso de que los ángeles no tienen sexo. Claro que es un antecedente que aprovechara cierta chica siglos después para jurar que a pesar de llevar el premio gordo, era virgen. Cosa que se conmemorará este mismo mes, por cierto.

Sansón y unos colegas tocando una de Metallica

Viene al mundo Sansón y se recomienda a sus padres que no le corten ni un cabello, porque el poder divino reside en él. Así que Sansoncito crece como un heavie melenudo y descubre que las carretas le tiran menos que los senos femeninos. Y va y se encapricha de una filistea, de la cual no dan el nombre. Y tanto da el coñazo que acceden a casarlos. Esos mismos días anda Sansón "por ahí" y le sale un león con ganas de merendárselo. Sansón se lo carga como si fuera un gatito. Al ir a casarse, acierta a pasar por el cadáver del felino y ve que las abejas han montado un panal en las costillas a la intemperie del bicho. Y Sansón, ni corto ni perezoso, agarra parte de la miel y se va por los caminos rechupeteándose los dedos pringados.

¡Ven aquí, minino!

En el desposorio al colega no se le ocurre otra cosa que proponerles una adivinanza a sus invitados, que eran 30, diciéndoles que si en 7 días no lo adivinaban, tendrían que traerle 30 trajes nuevos, y si no, sería él el que proveería de trapitos a sus convidados. Total que a todos les parece bien y Sansón suelta: "Del que come salió lo que se come, y del fuerte, la dulzura". Menudo tramposo, Sansón, ¿Qué iban a saber los invitados de su movida con el felino muerto, panal provisional?.

Como pasaba el plazo y los convidados eran más agarrados que una lambada, amenazan a la esposa de Sansón con quemarla viva a ella, a sus padres y a su casa si no les chivaba la respuesta. La chica, viendo peligrar su integridad y la de su familia. Total sólo era ropa, sonsaca a Sansón, que aunque se le resiste varios días, acaba confesando.

Cuando Sansón recibe la respuesta correcta de sus convidados, decepcionado porque quería ir lo más trendy posible, se cabrea, y, pasándose tres pueblos, se cepilla a sus 30 invitados, así que puede decirse que les regala un traje, sí, pero de madera a cada uno, y además se queda con las túnicas de los muertos.

Al cabrón de Sansón no se le ocurre otra cosa que coger a su esposa y regalársela, como si fuera un jarrón, a un criado. Las mujeres, ya se sabe, no somos "personas humanas". Pero al poco le apetece tirársela y va con toda la intención a consumar el matrimonio, pero sus suegros no se lo permiten, así que Sansón, el niño malcriado, como no sabe encajar un golpe, decide cepillarse a todos los filisteos que le salgan al encuentro. Ya véis que el chaval es muy lógico en su proceder. No le pises un pié en un descuido, que te saca las tripas.

¿Y a quién se le ocurrió poner a Víctor Mature como prota?

Total que en su lógica de psicópata de musculoso descerebrado, porque tenía la cabeza sólo para llevar el pelo. Agarra unos zorros, les ata la cola, les pone una antorcha y los echa a los campos de los filisteos para joderles las cosechas. Cuando van a pedirle cuentas a casa de su padre (Por lo visto era un Ni-ni tirano de esos que tiene que visitar el hermano mayor) Sansón encima va y les da una paliza.

Así que una legión de filisteos va a pedirles cuentas a los judíos y estos les entregan a Sansón maniatado. Sansón entre los filisteos va y se carga las cuerdas que lo tenían preso y se cepilla, mandándolos al otro barrio, a los mil captores que habían ido a buscarle. Si le llegan a poner una multa, con la grúa se hace un chicle.

Luego, harto ha de irse de putas a Gaza, cuando Gaza no tenía muros de la vergüenza, conoce a una tal Dalila y la pretende para desposarla. Los filisteos quedan de acuerdo con ella para que le sonsaque la razón de su fuerza. Y ella lo intenta cada noche y él le suelta una trola cualquiera que se creen sus enemigos, volviendo a suceder lo de la paliza sansoniana a sus captores cada vez.

Éste le cortó el pelo a Sansón por orden de Dalila

Como hemos dicho, Sansón no aprende o es muy blandito en el fondo, porque acaba contándole a Dalila su secreto. Lo duermen, llega el Llongueras del lugar, le afeita la cabeza y lo detienen, porque era bastante evidente que era todo un peligro público. Los brutos de los filisteos le sacan los ojos y lo llevan detenido. Utilizan a Sansón como payaso de fiestas y saraos. Un  buen día lo llevan a un festorro importante lleno de filisteos de la jet set. A nadie se le había ocurrido cortarle el pelo al preso, así que en una de estas que puede, Sansón se acerca a los pilares de carga y consigue derrumbar el edificio con los filisteos y él incluídos.

¡Eeeh, que todavía no está pagada la hipoteca, mamón!

Y luego viene la iglesia y te habla de otras mejillas y que vengarse es poco cristiano. ¡Si en la biblia lo ponen como algo bueno!

17 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

¡¡Que cosas tienes!!, nada mas que ver las ilustraciones, ya me he meado de risa.

Un abrazo con el deseo de un apetitoso fin de semana.

Lenteja dijo...

No puedo parar de reir, Juli, te lo juro que no puedo. Qué buenos ratos me haces pasar criatura....
Besos.Lenteja

De Luna dijo...

La Juli for profe de religión, ya!

Da gusto leer las viejas cosas al estilo Juli Gan.

Laquetecuén dijo...

¡qué buenísima eres!!

Jei dijo...

ahora entiendo que Tamara Preysler tuviera dudas con algunos pasajes de la Biblia. Si la contasen como tú, no habría pOblemas.

emejota dijo...

Chavala eres genial, gracias por el buen rato que me has hecho pasar y por esos comentarios tan inteligentes sobre ese "pobrecito y denostado género, la mitad más o menos de la humanidad". Muxu.

Blau dijo...

Neska, ya era hora. Esto es lo más de lo más. Bravisimooo!!!

Muxus

Siempre suya dijo...

Juli, una pregunta: Yahvé Dios fiel, dónde sale en esta historia?.
Y me sigo riendo

ROSA M. dijo...

Me encanta tu forma de tunear la “historia sagrada”, no recuerdo que me la explicaran así en el cole quizás por eso no consiguieron que me gustara
Termino de comer con una sonrisa, gracias Juli.
Un petó,

mariajesusparadela dijo...

Y, como en aquellos tiempos no había violencia de género, le prendió fuego a la casa de su esposa y familia, con todo dentro...
Y luego se atreven a decir que Dalila (por cortarle el pelo a Sansón) era una traidora y en cambio Judith, por cortarle la cabeza a Holofernes (haciéndole creer que iba a entregarse a él) es considerada una heroína. Toma objetividad.

Luz de la Garza dijo...

Juli bonita... Y si juntas todas tus historias sobre la Biblia y las editamos en plan cooperativa? Me late que se venderia mas que "El tiempo entre costuras"...
Ya no te echo flores que entre todos te vamos a malcriar jajajaja

Besitos guapa

Juli Gan dijo...

A tod@s: Gracias por las flores.

Emilio Manuel: Es la primera vez que no te desesperas al saber de qué va el post :D

Lenteja: Me alegro de que te lo pases bien. Es el objetivo.

De Luna: Pues yo opté por religión como optativa, y mi profesora era muy competente. Al menos era capaz de enseñarnos religiones en plural.

Laquetecuén: "Sagerá"!

Jei: (Léase con entonación) Sí, o sea, es un "desfás", ¿no?, que nadie nos cuente lo de Moisés en el Arca con los animales y tal. :P

Emejota: Las tres religiones monoteístas del libro, que lideran este lado del planeta se han dedicado toda la vida a tratar al género al que pertenecemos tú y yo como si fuéramos animalicos sin alma.

Blau: ¿Ves como te he hecho caso y he escrito?

Siempre Suya: Yahvé o Jehová nunca ha sido un dios fiel. Al contrario, siempre es una deidad terrible a la que temer. Y es que el miedo es una forma espléndida de controlar al rebaño. Por eso hay que presentar a Yahvé como esa divinidad a la que no cabrear, no sea que su ira caiga sobre nosotros.

Rosa M: No creo que la conferencia episcopalizas, que monopoliza el cotarro alegando que son "mayoría absoluta" en cuanto a creencias nacionales, me dejara ejercer. Es más, si por ellos fuera, me quemarían en una hoguera por hereje.

Mariajesúsparadela: Muy buena observación. Se trata más de quién es judía y quién no. Como se puede leer en la biblia, les importa tres leches si los muertos y descuartizados son miles. Al no ser judíos, no cuentan. Lo malo es que los herederos del libro se lo han creído, lo de ser pueblo elegido, digo, y en nombre de esa trola se dedican a matar de miseria y misiles a otros.

Luz de la Garza: No creo yo que nadie esté interesado en el tema y tampoco creo que valga nada.

Y además, seguro que me castiga Dios por decir estas cosas de sus fieles hijos.

miotrawoman dijo...

jajajajajaja, la 1º historia de la biblia que me leo muy muy entretenida!!!... Vaya manera de contar las cosas tan tan amena... maéncantao!!

maslama dijo...

jejeje por remarcar lo obvio, Marx fue de origen judío, aunque también bastante antisemita. En un par de escritos asociaba al pueblo judío con el desarrollo del capitalismo (me pegunto si le hubiera hecho gracia la persecución salvaje que los soviéticos practicaron más tarde contra su gente). La ideología fascista, por el contrario, culpaba al pueblo judío de «intelectualismo» y socialismo. Eso sí, ambos estaban de acuerdo en acusarles de conspiración y usura. Me pregunto por cual motivo los extremistas siempre la toman con las minorías: judíos, homosexuales..

besos,

iTxaro dijo...

cómo me gusta tus pasajes de la biblia.

Así que Sanson era todo un broncas... qué cosas...

chris dijo...

Empiezo el día leyendo esto y sigo toda la mañana con una sonrisa. Gracias!!

Besos!

Juli Gan dijo...

Miotrawoman: Gracias por tus palabras, y la visita, claro está.

Maslama: Muy ilustrativo, como siempre, pero ¿Qué tiene que ver con Sansón? Los grandes revolucionarios de la historia han sido judíos. Entre ellos el propio Jesucristo. Entre los comunistas rusos, Lenin y Trotski, por ejemplo. En el desencanto que dió paso al fascismo italiano, había un puñado de judíos que vestían con orgullo la camisa negra. Pero sigo sin ver qué tiene esto que ver con mi post.

Itxaro: Sansón era un Ni-ni que, remedando el anuncio, tenía en la cabeza de todo, menos cerebro.

Chris: Me alegro mucho. Que te dure la sonrisa el mayor tiempo posible.