Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 15 de agosto de 2012

El mensaje del limón limonero

En este mes vacacional hemos gozado unos días de visita por mi tierra y nos hemos llevado a las sobrinas de mi novia. Por las mañanas mi novia torturaba, digo, despertaba a sus sobrinas con la vieja canción de Henry Stephen que habla de su limón limonero.

Uno como éste hay en casa de mi padre.

En mi casa estaba el single de portada psicodélica y parahippie de este cantante venezolano. Nunca le presté demasiada atención hasta que un día escuché el temica, destrozado, como suele suceder, insufriblemente, por el inefable Karlos Arguiñano, que te taladra los oídos a la vez que te hace una merluza a la donostiarra. Volviendo al hilo, Henry Stephen es un músico venezolano hijo de un antillano de la isla de Granada y de una venezolana de orígenes trinitarios. Caribeño puro, pues, se mire por donde se mire.

La cancioncica se te mete por todas partes pues la melodía es bailable (No hay más que ver la coreografía de mi chica despertando a sus sobrinas.Si no lo pongo es porque me tocaría dormir en el sofá por tres meses) pero la letra tiene un mensaje que se nos escapa a no ser que se nos ocurra leer las primeras novelas "narcohomoeróticas" del peruano Jaime Bayly.

Bayly escribe muy bien, y pronto una aprende a conocer las palabras de desconocido significado en este lado del océano. Así "poto" es el culo, estar "durazo" es estar drogado, la "pinga" es el pene, y hay una palabra clave que dota de sentido a la canción de Stephen. Si llegan a comprenderlo en la España del 68, lo censuran y vetan de por vida.

La letra dice:

Me siento malo morena 
Cabeza hinchada morena 
Que no me paro morena 
Voy voy voy 
Coro 
Me siento malo morena 
Cabeza hinchada morena 
Que no me paro morena 
Voy voy voy 

Y es que "pararse" significa simple y llanamente "tener una erección". Si Henry Stephen no se para, es que no se pone palote ¿Estamos? Pues eso era. Cuando hace poco oí la letra, recordé a Bayly y pillé el, antaño, absurdo, que no tanto, mensaje del temica de Stephen.




Por cierto que el coro femenino, estridente, se nota que está hecho para la canción melódica de los 50 pero no para un tema alegre y picarón como este. Le queda como a un Cristo un Kalashnikov.

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Pues, sí: un coro de iglesia...

Manderly dijo...

Recuerdo esa portada (cómo olvidarla!) y la canción como que sin querer, me la sé de memoria...
Saludos.

ISA dijo...


Me parto y me troncho, hay que ver cómo le sacas punta a todo .)))

ROSA M. dijo...

Mientras iba leyendo tenia la imagen del programa de televisión en ByN que presentaban Laura Valenzuela y Joaquín Prat, si no recuerdo mal era el programa estrella de los sábados por la noche.
Menudo gol a los censores del régimen.
Tener recuerdos en blanco y negro es sinónimo de tener algún año, que fort!!!

Lenteja dijo...

Jajajajaja, es que "pararse" es levantarse de toda la vida Juli...Muy bueno el meneíto del muchacho. Yo aquí haciendo limonada, fíjate tú.Ya sé qué tararear mientras tanto.
Besos. Lenteja

Pena Mexicana dijo...

Yo creo que se jugaba con el doble sentido porque en nuestros países en el 68 la moralina también estaba en todo se esplendor... si pillaban el sentido que aludes seguramente alegaban los autores que se trataba de ponerse de pie, como dice lenteja...