Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

sábado, 14 de abril de 2012

A vueltas con el Titanic

La noche del 14al 15 de abril de 1912, por si aún no se han enterado, naufragó el transatlántico Titanic en su viaje inaugural. Tal catástrofe, en la que murieron más de 1500 personas,casi todo pasajeros de segunda y, sobre todo, de tercera clase, como suele suceder, es algo que espantó al mundo durante décadas, tanto que creó leyendas y halos de misterio. Sorprendentemente no bajaron las ventas de helado. Pero la del Titanic, no fue ni la primera, ni la última catástrofe naval. No nos olvidemos del Costa Concordia, con ese comportamiento ejemplar de su capitán. Claro que a los occidentales nos asusta lo que el mar hace con nuestros barquitos, pero nos la trae al pairo -término náutico que significa mantener la nave quieta a pesar de la marea- si las balsas o las pateras de emigrantes se pierden para siempre.  Dos años largos después de que el Titanic hiciera aguas en el Atlántico norte, y debido a la primera guerra mundial, los novísimos submarinos y otras herramientas bélicas, se dedicaron a sumergir paquebotes varios con miles de civiles inocentes a bordo.

En 1915, un torpedero alemán agujereó el casco del Lusitania. Se perdieron 1200 vidas.La muerte no fue culpa de un accidente por culpa de un iceberg, sino por la mano del hombre. Durante las guerras hubo incontables naufragios. Durante la guerra civil, por ejemplo, el Castillo de Olite, cañoneado desde la costa murciana dejó más de 1400 fallecidos. Uno de los pocos submarinos españoles de la época de los 30, a pesar de Monturiol e Isaac Peral, leal a la República, que se conmemora a fecha de hoy, por cierto, fue torpedeado presuntamente por otro alemán. Sobrevivieron 3 hombres. El pobre compositor Enrique Granados, murió en el mar en 1916, después de que la nave en la que viajaba, llamada Sussex, fuera torpedeada. Habiéndose salvado, al ver a su esposa luchando contra el oleaje se tiró a salvarla, se ahogaron los dos. Ironías del destino, el hijo de ambos, años después, fue campeón de natación de España, siendo el primero en nadar a crawl en competición oficial en el Estado.

Curiosamente, la barbaridad catastrófica marítima mayor habida, también causada por el hombre, sucedió el 31 de enero de 1945, cuando el ejército soviético torpedeó el transatlántico Wilhelm Gustloff, de bandera alemana, matando a más de 9000 personas. Este ataque no es tan conocido como el Titánic, aunque fuera más mortífero, porque se silencia el hecho de que el ejército soviético matara a tanta gente, muchos de ellos refugiados, porque no interesa hacerlo público, como no interesa tampoco el hacer público que, cuando llegaron a liberar el campo de concentración de Ravensbrück, se dedicaron a violar a las presas porque estaban ahí, y no les frenó el hecho de que estuvieran moribundas o fueran esclavas. Se comportaron como unos verdaderos hijos de puta.

Retomando el tema de los naufragios por culpa de la mano mortal del hombre, durante la segunda guerra mundial, también hundieron el barco hospital alemán Goya, 6000 cadáveres. o el Cap Arcona, los últimos días de la guerra. En este crucero de lujo iban prisioneros de varios campos de concentración, pero ya se ha visto que al ejército soviético le importaban poco los presos. Esta vez no los violaron, lo cual no es un consuelo, precisamente. Cuando la guerra era cosa sólo de japoneses y yankees, los primeros hundieron el Indianápolis en el Pacífico, 400 murieron en el naufragio, lo malo es que la sangre atrajo a los tiburones y otros 500 murieron debido a las dentelladas de los escualos. Una muerte horrible.

De naufragios de pateras, ni se sabe 

La estupidez humana no acaba aquí. Ahora hace 30 años que fue la guerra de las Malvinas, y los ingleses hundieron el General Belgrano matando a unos 300 argentinos. Pueden cubrir de medallas los crímenes, pero no dejarán de serlo. Otros hundimientos famosos en época de paz de este pasado siglo fueron el Andrea Doria o el Raibow Warrior.

Y no vamos a terminar si hablar de las zozobras navieras que povocan la muerte de la naturaleza, como los vertidos provocados por el Exxon Valdés, el Prestige, el Mar Egeo, el Urquiola,  o el Erika,que no matan al instante, pero que ayudan a extinguirnos lentamente. Todo el mundo se acuerda hoy del Titánic, mientras se tragan la soporífera historia rodada por James Cameron. Nadie sabe decir por qué el hundimiento del Titanic ha quedado impreso en la memoria colectiva. Que podrían haber sobrevivido algunos pasajeros más, porque los botes, además de arriados tarde iban semivacíos, claro, pero no olvidemos que naufragios ha habido cientos y de muchos tipos, os he puesto una muestra,y el del Titanic sólo deja claro, como lección, que los pobres no tenemos cabida en la salvación.

8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Me ha gustado esta muestra que nos has hecho sobre los muertos en el mar, especialmente me ha gustado tu referencia a las pateras, los muertos en patera suman más que todos esos juntos.

Un saludo

Alson dijo...

De esto mismo estuvimos hablando anoche... Mil gracias por tu post, repleto de tu buen hacer investigador.
Bss

Anónimo dijo...

El Wilhem Gustloff no era un trasatlantico. Habia sido reconvertido en buque militar y portaba cañones. Cuando ocurrió el hundimiento llevaba a más de 1.000 cadetes recien salidos de la academia y prestos para entrar en combate. Tambien llevaba a combatientes del frente ruso. No se puede achacar a quienes lo hundieron que en un buque de transporte militar embarquen a personal civil.

Juli Gan dijo...

ANÓNIMO:Una pena que no pueda dirigirme a ti con un nick. Que el Gustloff fuera reconvertido, como otros muchos buques, no quiere decir que no fuera un transatlántico, a pesar de los cañones. Iban más de 1000 soldados y más de 8000 civiles. Claro que era una guerra, como no, y es gracias, o más bien por culpa de los ejércitos, que haya tantos muertos. Por esa regla de tres, los civiles están bien muertos porque procrean y tienen futuros soldados. Mi puya contra el ejército rojo iba más bien por el episodio extramarítimo de Ravensbrück que he colado en este post. Y el resto iba porque, a pesar del Titanic, la mano mortífera del hombre ha acabado con más vidas que un solitario ideberg. ¿No se puede achacar a los pobrecitos ejércitos el asesinato masivo de civiles? Pues casa guerra que se sucede la muerte de civiles es mayor.

Pena Mexicana dijo...

Como siempre, muy instructivo tu post. Del Titanic, qué quieres que te diga, por mi que se hunda y no vuelva a salir, que bastante me he arrepentido del error de ir a ver la película...

The Scarlet Revolutionary dijo...

Lo de los soviéticos es absolutamente falso. Cuando liberaban campos de concentración pasaban a veces mucha hambre porque compartían las pocas viandas que tenían con los que habían sido prisioneros en aquellos lugares. El heroísmo y el humanismo que demostró el Ejército Rojo en la Segunda Guerra Mundial no podrá mancharla la propaganda nazi que imputa lo de Katyn a quienes no tuvieron nada que ver con lo allí sucedido.

Si en algunos casos, soldados soviéticos, en cualquier ámbito, se excedieron o abusaron de su posición, ten la seguridad de que fueron severamente castigados.

La Segunda Gran Guerra destacó por la lucha antifascista de los comunistas en ella; muchos de ellos, no lo olvides,estuvieron en los campos como el que tú mencionas. A los Aliados les convenía gente como Hitler y Mussolini; les estorbaba el socialismo de Stalin y de tantos y tantos partisanos en Europa que sembraron esperanza en las clases trabajadoras.

Respecto al Titanic, mañana publicaré unos datos que te van a interesar mucho. A ti y a tus seguidores si se animan a conocerlos. Te dejo ya un anticipo: el hielo no corta el acero. Ya imaginarás por dónde voy.

¡Salud, Vasca Saltarina!

Juli Gan dijo...

THE SCARLET REVOLUCIONARY: Espero que no te ofenda mi contestación, pero te diré que un profesor mío de euskara de la EGB me decía que nunca fuera categórica en las aseveraciones, sobre todo si no tengo pruebas de ello. No puedes desautorizarme y decir que las violaciones de los soviéticos son "absolutamente falso", por mucho que tengas idealizado a tal ejército, porque es eso: Un ejército, y, como tal, un grupo de hombres acostumbrados a matar, por muy legitimada que resulte su lucha. Las mujeres siempre hemos sido víctimas de la violencia de los hombres. Víctimas también sexuales. Lo somos en época de paz. Imagina en las de guerra.La mujer del enemigo. Botín de guerra. Desde la primera guerra tribal hasta las últimas guerras yankees, en las que las víctimas son las propias compañeras de armas de los soldados americanos. Violaciones a las mjeres del "enemigo" desde los tiempos de los romanos, Gengis Khan, los españoles contra las indígenas americanas, contra las negras a las que se secuestraba para llevarlas de esclavas al nuevo continente, la primera guerra mundial, los alemanes contra las francesas, y sí, hay miles de testimonios, y te lo puedo probar,del ejército ruso contra las alemanas por ser las mujeres del enemigo.En Ravensbrück pasó porque se les consideraba trabajadoras de la maquinaria alemana. Testimonios como el de Ilse Heinrich, ingresada en Ravensbrück por no querer trabajar para Hitler (Traidora a la patria): Te lo traduzco del libro "Ravensbrück, el infierno de las mujeres, páginas 295 y 296, en el que cuenta que por no poder andar,estaba en la enfermaría para ser asesinada, estaba en cama y" El comandante de los rusos iba a caballo a la cabeza de un destacamnto numeroso [...]Se nos tiraron encima como fieras. Aquellos soldados rusos me violaron, yo entonces no ea más que un esqueleto.Sólo piel y huesos. ¿Que tipo de autoridad pensaban qué tenían....

No me digas que es "absolutamente falso" sólo porque te moleste que no fueran perfectos, que no lo eran, y no lo quieras leer. Puedes documentarte y encontrarlo en cientos de obras.

Sra. Castafiore dijo...

chapó prima. un gran post.