Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 25 de octubre de 2010

Edgar Neville, genio del cine

El otro día me encontré "El crimen de la calle de Bordadores", ¿Que qué es eso? Una película española de 1946 filmada por el poco reconocido Edgar Neville.

Edgar Neville al natural


Edgar Neville, sucinta biogafía:

Edgar Neville, que era hijo de un ingeniero inglés que trabajaba en Madrid y de una aristócrata española, la condesa de Berlanga de Duero,con apellidos de fuera, como suele ser común. A Edgar no le dio tiempo a disfrutar de su padre, porque murió muy temprano. Fue criado por sus abuelos maternos entre Madrid y Alfafar en València. Como era habitual, pasó largas temporadas en colegios caros en los que quedas interno. Tenía ciertos problemas de salud, así que pasaba temporadas enormes en Suiza. Estudió derecho, pero sentado, con más inercia que ganas. A esa joven edad en que uno florece a la vida, Neville, al que las mujeres le gustaban más que a un concejal de urbanismo una recalificación beneficiosa, tuvo algún lío del que salió con el corazón roto y tomó la determinación, muy de aquella época, de largarse a la guerra de Marruecos, pero como era frágil y de familia bien, entre dolencias pulmonares y alguna cosa más, lo devolvieron a la península. Así se centró en su carrera y la terminó mientras cultivaba amistades con media generación del 27 y la "otra" generación del 27, que eran Jardiel Poncela, Tono, Miguel Mihura, de Laiglesia, etc...

Como niñobién de embajada, terminó en los EEUU, y acabó en Hoollywood haciéndose gran amigo de Douglas Fairbanks jr., Gloria Swanson, y, sobre todo, Charles Chaplin. Allá comenzó a interesarse por el cine, atrayendo, además a otros escritores cómicos españoles omo Jardiel Poncela o Tono, escribiendo versiones en castellano de las pelis de los estudios para los que trabajaban.

Con el amigo Charlie

Neville se había casado tiempo atrás con otra niña de familia aristocrática, pero el matrimonio hacía aguas, sobre todo de su costado. Por aquella época había conocido a la actriz Conchita Montes, actriz que también pertenecía a una familia acomodada, tanto es así, que Conchita Montes estaba licenciada en derecho, cosa que por desgracia ni era habitual en las actrices españolas de la época, ni en ninguna mujer española trabajadora remunerada o en su casa sin remunerar.

A todo esto, y para alegrar la ensalada, estalla la guerra civil, y Neville abandona la secretaría de la embajada como un cabrón y se pasa al lado "nacional". Y se dedica a hacer documentales sobre la guerra y alguna que otra peli propagandística como Frente de Madrid. Cuando acaba la guerra, y como vencedor, Neville está en una posición inmejorable para poder dedicarse al cine y a la parcela que más le interesaba, el humor, ya que, a pesar de hacer un humor blanco, nadie podía toserle encima. Es de ese grupo de escritores vencedores que pueden hacer risas sin pasarse, como los mencionados Tono, Mihura, Jardiel Poncela o de Laiglesia, a los que se suma Antonio Mingote, sacando la ametralladora, que luego pasó a llamarse la codorniz, revista de humor, que aún así tuvo que vérselas con la censura alguna que otra vez, y es que el sentido del humor estaba tan falto en el país como los alimentos.

Películas de Neville:

Justo al acabar la contienda, Neville se dedica a dirigir lo mejorcito de sus obras. Películas de corte clásico, con el toque de humor castizo, muy bien cuidadas e injustamente olvidadas, porque algunas son verdaderas joyitas.

 En el tajo

 La torre de los siete jorobados: Basada en una novela de Emilio Carrere, es del año 1944, es una peli de intriga que cuenta la historia de un joven corto de pasta al que un señor con cara de difunto le hace ganar mucho dinero a la ruleta. Indagando, indagando, descubre una ciudad subterranea donde los jorobados planean dar un salto para dominar el mundo. Los decorados son increíbles. Introduce el viejo expresionismo alemán de los 20.

El crimen de la calle de Bordadores: A esta le tengo gran cariño. Cuenta la historia de un crimen, con flashback y todo, en un madrid castizo y pintoresco, ambientado con maestría a finales del XIX. Escenas estupendas las de las discursiones sobre quién ha sido el criminal en periódicos y corralas.

La vida en un hilo: Un viaje en tren donde se conocen Julia Lajos, una vidente que adivina el pasado alternativo y Conchota Montes. Si alguien ha visto "dos vidas en un instante" esta es la original y encima es más original sesenta años antes. Una delicia. La escena en que la señora Conchita montes agarra una figurita para estampársela a los niños que berrean una canción para "deleite" de los anfitriones no tiene desperdicio.

Domingo de carnaval: Trama criminal en plenos carnavales. Con un jovencísimo Fernando Fernán Gómez como inspector de policía.

Nada: Basada en la novela de Carmen Laforet cuyo guión es de la propia Conchita Montes, actriz protagonista, pues interpreta a la Andrea de la novela. A pesar de todo, la peli reulta un poco floja.

El último caballo: Las aventuras de un chaval que acaba de terminar el servicio militar en caballería, cuando se entera de que cambian los caballos por carros de combate y a los primeros los destinan al sacrificio. La que monta para salvar y cuidar su montura.

El baile: Obra cumbre de Neville en el teatro. Narra la historia de un triángulo amoroso entre un feliz matrimonio y el amigo de ambos secretamente enamorado de ella. Se han hecho unas cuantas versiones de esta.

Mi calle: Última película de Neville, cuenta la vida de una calle y todo lo que allá acontece desde finales del XIX hasta los años 50 del siglo XX. Las idas y venidas de los vecinos, como por ejemplo, el aristócrata del palacete de la calle y el paragüero republicano, siempre enfrentados, pero que a la hora de la verdad se amistan (Toque sensiblero y pelín "azulado").

Esta fue la última peli de Neville. Hizo más, pero estas son las más representativas -y fáciles de encontrar- Neville fue un director de talento al que se ha olvidado con demasiada facilidad. Como muchas cosas, la genialidad de los años 30 se fue a la porra por una guerra.

11 comentarios:

emejota dijo...

Niña eres una enciclopedia. Muchas gracias por esta inmersión en la cultura cinematográfica. En cuanto encuentre un rato me las repaso, porque unas cuantas todavía recuerdo.
Una cosa si parece clara, en la foto de jovencito, el buen hombre estaba muy, pero que muy bueno, habría que ver si acompañaba el palmito con una estatura respetable. Ya ves, es que soy muy exigente de los hombres lo exijo todo. Así me fue, ja,ja. Un fuerte abrazo.

Commuter dijo...

Joer, lo que no sepas tu, no lo sabe nadie!!! Gracias por compartir!

Siempre suya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Siempre suya dijo...

Cuentan las malas lenguas que la relación entre Conchita Montes y Edgar Neville era un tanto especial y con cierto gusto por la coprofilia que se manifestaba en todo su esplendor con una mesa de cristal entre uno y otra, uno sobre y otra bajo o viceversa... pero no dejan de ser cotilleos. Prefiero recordarla en "Nada" o en la inolvidable serie "Tristeza de Amor" A ella, naturalmente, a Conchita Montes.

Sra. Castafiore dijo...

No he visto ninguna peli de Edgard Neville, pero con este post, me ha picado la curiosidad.

Conchita Montes, además de todo lo que reseñas inventó el pasatiempos del DAMERO MALDITO.

Jirafas en Gerundio dijo...

Se me ha adelantao la Casta, las veces que he visto a mi abuela intentar acabar un DAMERO MALDITO!!!

Juli Gan dijo...

EMEJOTA:Pues sí, el chaval era guapete, y sí, le acompañaba la estatura. Era un mozo alto, guapo y con una personalidad atrayente, para envidia de Jardiel Poncela, por ejemplo.

COMMUTER: Lo que pasa es que si algo me gusta, lo abarco lo máximo posible. A mandar :)

SIEMPRE SUYA: Gracias por su visita. Desde luego que, aunque me he leído un par de biografías de Neville, no se retrata la supuesta coprofilia (diossss) Que vivían en dos pisos vecinos, sí, porque se querían mucho, pero tampoco para agobiarse.

SRA. CASTAFIORE: Sí señora. Conchita Montes se inventó el damero maldito, y a mí se me olvidó colgarlo en el post. Tendré que empezar a apuntarme las cosas en vez de escribir del tirón. Tenéis "la vida en un hilo" colgada en el post en toda su totalidad de hora y cuarto.

JIRAFAS EN GERUNDIO: Es que mi prima es muy rápida y eficiente. Je, je, je.

A TODAS: Lo repito antes de que la González Sinde tome represalias. A Neville se le encuentra por la red, y sobre todo, La vida en un hilo está colgada íntegramente, aunque la calidad del vídeo es espantosa.

guada dijo...

el cine me apasiona asi que disfruto con tus entradas, la verdad es que hay un montón tanto de directores como actores/actrices infravalorados y neville muy reconocido no es y es una pena porque era una director adelantado a la época que le tocó o al menos lo veo así
gracias
pa cuando un post de eleanor parker...me encanta esa actriz de ver esas pelis que hacian el la 2 a las tantas de la madrugada, una que tenía que ver las pelis subtituladas para entenderlas pq antes no había teletexto

Juli Gan dijo...

GUADA:Gracias, guapa. ¿Eleanor Parker? Buena idea. Me la apunto, porque esa cabellera pelirroja hacía embellecer el technicolor....Con lo que me gusta Scaramouche,je,je,je.

felicitat dijo...

Eres brutal haciendo blogometrajes!

Qué falta me hace, el saber, que no ocupa lugar.

Un saludo.

Juli Gan dijo...

FELICITAT: Gracias. ¿Que el saber no ocupa lugar? Les digo a los vendedores de enciclopedias, que no tengo más sitio en las estanterías. Jaaaajajaja.