Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

jueves, 14 de octubre de 2010

Capa de cemento, rostro de cemento

El martes el País publicaba en el suplemento para Catalunya que el juzgado número 4 de Tarragona ha inculpado a Dragados por el delito de destrozar dos sarcófagos romanos. Es conocido que en este país, muchas veces, si aparecen restos arqueológicos, se intente borrar su existencia para no tener que pararse las obras. Ejemplos hay muchos, pero yo recuerdo por ejemplo el famoso ocurrido en la plaza del Castillo de Pamplona, donde haciendo un párking encontraron...Llamándose plaza del Castillo, no creerían que se iban a encontrar un burguer king, digo yo.

Al lío. En Tarragona, ciudad romana, en una zona colindante con la antígua vía Augusta, al hacer obras para la construcción de viviendas, hallaron dos sarcófagos romanos de alrededor del sigloII. A los constructores no se les ocurre otra cosa que sepulta de hormigón uno de ellos, mientras se silba distraídamente mirando para otro lado, y se dedican a mover el otro, cargándoselo, para que no moleste, y es que mandar a los arqueólogos y a Sara Montiel por si reconoce el cadáver, retrasaría las obras.



En esa zona de una ciudad tan antígua como es Tarragona, se necesita control arqueológico cada vez que se abre una zanja. La constructora del grupo que preside Florentino Pérez intentó ocultar el hallazgo que a una vecina cercana le dio tiempo a ver, pues los huesos quedaron expuestos y pudo comunicarlo a la guardia urbana antres de que quedaran sepultados bajo más hormigón.

Desgraciadamente muchas veces se intenta escamotear cualquier resto arqueológico bajo una capa de portland contemporáneo.

10 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

Vaya conflicto. Como aquí las ciudades tienen tanta historia y tanta antigüedad supongo que en ocasiones habrá que decidir entre conservar y progresar. No me refiero específicamente a este caso porque aquí creo que "solamente" habría que retrasar las obras hasta mover los restos en condiciones.
Me has recordado el barrio árabe que se encontró en Murcia mientras hacían un parking. Como los vecinos chillaron hasta que detuvieron las obras, los crostructores dijeron : vale, dejamos de trabajar... y dejaron todo al descubierto. Las lluvias hicieron el resto...

farala dijo...

joder qué fuerte. pero qué afan constructor, joer... si lo único que tienen que hacer es ir más despacito, que no vendría nada mal...

chris dijo...

A las empresas no les importa la Historia ni la Cultura. Ellos a por el dinero calentito y que les dejen de momias... Una verguenza

Hormiga dijo...

qué rostro pálido! y a estos porque los pillaron, pero debajo del cemento, si nos ponemos a rascar con una cucharita, sale historia para no dormir!

El Chouan Ibérico dijo...

El tema de los yacimientos arqueológicos constituye un problema muy grande, no solo por lo que se puede destruir antes de ser conocido sino también por el saqueo a que son sometidos los reconcidos como yacimientos arqueológicos, no existiendo autoridad que pueda poner control a tales espolios.

Por otro lado el afan de lucro de las empresas constructoras no tiene límite ni esta sometido a moral alguna. En el barrio en el que yo vivo en Madrid, algunos bloques estan cimentados directamente sobre antiguos bunkeres de la guerra civil. Eso sí, al menos son de hormigón.

Por cierto ya la he enlazado.

Salud y Amistad

Candela dijo...

Cuando todavía no teníamos muchas nociones sobre la conservación arqueológica, es decir cuando tenía 16 años, me quedé -más como persona curiosa que como persona formada- a cuadros por una excavación que se hizo en una zona que una vez fue convento (hacía siglos) y encontraron restos humanos de todas las edades. Los albañiles recibieron orden de machacarlos con picos y palas y de proseguir las obras, sin siquiera documentarlos. Creo que no trascendió.

felicitat dijo...

Aquí en Campdevànol también encontraron un yacimiento mientras se construían las obras del Polideportivo y el campo de fútbol. Los equipos arqueológicos pudieron hacer su trabajo gracias al sentido común de los que realizaban las obras y fue un gran trabajo el del equipo de arqueólogos. Pero siempre no sucede así. Todos no damos la misma importáncia a las mismas cosas, pero hechos como este nos ayudan a comprender cosas de nuestros antepasados y de otras civilizaciones. No son reliquias, es un gran tesoro.

Saludos.

Alson dijo...

Florentino se cree aún que España es "anchaesCastilla"...

Sra. Castafiore dijo...

En "Roma" de Fellini, sale una escena en la que operarios del metro descubren unos frescos romanos increibles y en segundos por el contacto del aire, se desvanecen. Solo tienen dos lineas de metro, porque cada vez que excavaban un poquito encontraban un nuevo tesoro arqueológico.

Ripley dijo...

No quiero ni pensar la de restos que han sido ocultados y destruídos por las empresas de construcción con tal de no parar sus obras. En este país no sabemos conservar la riqueza cultural. ¡ qué pena y qué vergüenza!