Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Tarzán

En mi casa había un ejemplar del libro "Tarzán, el rey de los monos". Puede decirse que Tarzán es uno de los iconos pop del siglo XX, ya que aún no ha llegado a los 100 años. Edward Rice Burroughs creó este personaje hacia 1912 y sus aventuras salían seriadas en una revistucha de tres al cuarto, muy popular en la época. Tarzán era el hijo de unos lores ingleses (Los Greystoke, nada menos). El niño nace en África y es el único superviviente de su familia. Criado por los simios, Tarzán se hace su rey, God save the king. Lo cachondo es que el tío aprende a leer él solito y a hablar varios idiomas sin tener que recurrir a los fascículos de Planeta-D'Agostini. Toma ya, cosa que no consiguió hacer el niño-lobo de Aveyron (Una historia real, acojonante y bien contada por Truffaut en "El pequeño salvaje"). No es la única originalidad del personaje de Burroughs. Lucha con leones y...tigres. Sí hay tigres en África, concretamente en los zoos.

Darwin había dado fuerte y Burroughs bebió de fuentes como Kipling y "el libro de la selva", aunque si lo preguntáis "Orzowei" era creación del italiano Alberto Manzi y no fue hasta los años 50 cuando fue inventado.

El cine, que estaba creando pelis a manta y necesitaba héroes, puso los ojos muchas veces en este personaje. Gordon Griffith justo al acabar la primera guerra mundial fue el primer Tarzán en mudo. El más famoso de todos los tiempos fue el americano Johnny Weissmuller. Campeón olímpico de París 1924, que formó equipo con el embajador hawaiano del surf Duke Kahanamoku. Luego lo fueron otros como Lex Barker o Gordon Scott, Casper Van Diem, que sigue siendo demasiado perfecto, porque aparte de cachas es muy guapo, y el más finolis, el "inmortal" Cristopher Lambert, que encarnó un tarzán muy pero que muy británico.


El más famoso

Tarzán no sólo fue héroe literario y cinematográfico. A su nombre se le han compuesto algunas canciones. Me estoy acordando de el boom italodisco de Tarzan boy del malogrado Jimmy Mc Shane, conocido como Baltimora, que era un irlandés fichado por la música disco transalpina que acabó padeciendo una muy penosa enfermedad que parece muy poco natural y sí muy creada por laboratorio para la guerra bacteriológica.

De los dibujos, los cómics y la factoría Walt Disney hablaremos otro día.

11 comentarios:

Martina dijo...

Niña ¿de dónde sacas todo esto? Bueno, nunca me fijé en Tarzán. Me caía la baba con Jane, ¿ y pensar que me he dado cuenta de mi lesbianismo hace un año? ¡Qué mal interpreté esas señales.

Mean Mr Mustard dijo...

Yo crecí viendo todas aquellas películas de Tarzán de Weissmuller que echaban en la tele de los 80 los sábados por la tarde.

Un saludo

Jose Luis Forneo dijo...

Que racista este tarzan. Tuvo que llegar un blanquito occidental al corazon de Africa para poner orden...

chris dijo...

Martina, yo intúía mi lesbianismo desde que tenía 6 años y le pedí a una niña d emi colegio que se casara conmigo. Con todo y con eso, siempre me encantó la historia de Tarzán y Johnny Weissmuller.

Juli... gracias por la información y por reunir en un post a dos de mis mitos de la niñez. Tarzán y Orzowei (corre muchacho ya, no te detengas más.... o algo así) :-)

El Chouan Ibérico dijo...

En el trasfondo de las novelas y posteriores películas de Tarzan estaba cierto mensaje, muy común en los años 20 y 30 en los USA, de la supremacía blanca.

De hecho, es curioso el tratamiento que se da en las primeras películas de Tarzan a los africanos los cuales quedan situados por debajo del mundo animal.

En cuanto a Orzowei, bueno... después de ver la sería y algunos tebeos italianos de los años del fascismo, siento decir que parecía un balilla reconquistando Abisinia.

Supongo que todo eran licencias cinematográficas y literarias.

Salud y Amistad

siempre anónima dijo...

Brendan Fraser también interpretó a Tarzán, ¿no? Por cierto, no tenía ni idea de que Baltimora había muerto de sida.

Martina dijo...

Chris: jaja. Qué buena eres¡ Mira a mí me gustaba físicamente Sandokan.

Monica dijo...

Johnny Weissmuller, el mas famoso Tarzan, nacio en Rumania. Mejor dicho, nacio en Timisoara, hoy ciudad del oeste de Rumania, que por entonces (1904) pertenecia al Imperio Austro-Hungaro.

Un saludo

Juli Gan dijo...

MARTINA: Pues que sepas que Maureen O'Sullivan (Jane) era la típica irlandesa archicatólica. Y encima odiaba a Chita. Ah, y era la madre de Mia Farrow. Pues te confesaré que todo este rollo era para meter una canción de un grupo llamado Mr. Review, pero tenía que cambiar el formato de archivo.

MEAN MR. MUSTARD: Y yo, y yo. A mí el que me daba pena era el pobre negrito porteador, que siempre se caía por el mismo precipicio peli tras peli.

J.L.FORNEO: Ya sabes, el arquetipo de superhéroe americano es blanco, joven y atlético. Como no.

CHRIS: Al final, si clickáis en Orzowei sale la versión original de la canción en italiano de aquella serie. Estaba en un tris de poneros la versión española que cantaba Enrique del Pozo, pero me he resistido. Jaaajajaja.

EL CHOUAN IBÉRICO: Pues sí, como apunta José Luis y lo hace usted también, la idea de la supremacía de la raza caucásica tan de la época, se ve inequívocamente. Claro que en la época aún se pensaba que los negros y las mujeres son seres inferiores...¿O se sigue pensando? Gracias por pasarse, sr. Chouan.

SIEMPRE ANÓNIMA: Nooooo!! Brendan Fraser era George de la Jungla. La versión paródica de Tarzán. Pero me he dejado al mazas televisivo de Wolf Larsson, que fue uno de los últimos.

MARTINA: Kabir Bedi (Sandokan) era un tío muy guapo. Aaaay si le llega a pillar Bollywood.

MÓNICA: Sí señora. Tiene usted razón. Aunque emigró recién nacido a los EEUU. En lo que es hoy Rumanía. Claro que el apellido tan "molinero blanco" es de un austríaco que asusta. Salut.

Martina dijo...

Cagoentó Juli Gan. Archicatólica. Pues la Mia Farrow en la peli "Alice" de mon amour Woody es una devota de Teresa de Calcuta y termina... Mírate la peli.

Jirafas en Gerundio dijo...

Juli, me he pasado la vida teniendo "yuyu bwuana", y diciéndole a mi sufrida madre "ancagua Timba" cuando quería que saliéramos juntas a la calle y se retrasaba. El pisito loft de Tarzán y Jane con ascensor de potencia animal era una auténtica revolución selvática.