Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 27 de septiembre de 2010

Sábado

Me encanta pasar los fines de semana enteritos con mi mitad. Disfruto de cada minuto. No hay nada mejor que despertarte con la persona a la que quieres a tu lado, aún con el sueño pegado a su piel. Desayunar tranquila y alegremente y hacer la comida a medias.

Si hay algo que me agobia hasta la extenuación son los centros comerciales. Esos lugares llenos de luces fuertes y colores chillones atestados de gente aburrida que pasea su abulia sin vergüenza. Me irrita el Ikea. Siempre está lleno de gente que te impide caminar con un ritmo contínuo. Lo ocupan todo. La cafetería a rebosar y la cajera con ganas de escupirte en el vaso. Ves a la gente y sube hasta el techo un murmullo de mil conversaciones sobre medidas y colores. Me aguanto el malestar porque sé que a ella le encanta meterse en ese abarrotado recinto de muebles prefabricados, aunque no preste demasiada atención cuando la oigo a medias decirme algo y de repente me espeta: "No te hagas la sueca". Precisamente es lo menos que una se puede hacer en el Ikea: La sueca.

Decidimos darnos una vuelta por Barcelona, que ya que están de fiestas de la Mercé, algo seguro que vemos. Y nos topamos con la feria del libro antiguo y de ocasión, así que me pongo a echar vistazos rápidos sobre los ejemplares expuestos, para que nos de algo de tiempo ver un poco todo. Estamos en el Passeig de Gràcia, muy cerca de la esquina con la Plaça de Catalunya y oímos aplausos y vítores. Bajamos un poco más trade y nos encontramos con una manifestación hecha por colectivos de jóvenes y gente harta de las mamonadas de la santísima trinidad de nuestra miseria que son el gobierno, la patronal y los sindicatos traidores. Han ocupado esa enorme edificación vacía del Banesto y han desplegado pancartas muy elocuentes.



Hoy, en los periódicos solo hay vagas referencias a okupaciones, sí, con "k", como si fuera algo despreciable, como si ser un disidente de las inútiles y mentirosas formas ordinarias, como son los sindicatos felices de pactar, recibir y mirar para otro lado después de vender a los trabajadores, fuera algo delictivo. Pues me alegro de que haya movimientos que despierten la conciencia aborregada de la gente. Al lado de la populosa concentración harta de medidas inútiles había una señora que preguntaba a un guardia urbano donde podía coger un autobús en concreto, y el urbano va y le contesta que pregunte a los de la manifa. Qué falta de respeto y qué indignidad de personaje uniformado.

Planteamiento de la huelga

Teníamos prisa porque teníamos que comprar un jack (una clavija para auriculares) en la fnac y ya era tarde. Me abochornó omprobar que para poder mear en el citado centro comercial te pidan el ticket de compra o te soplen 20 céntimos. No, si las grandes empresas hacen dinero con cualquier cosa.

13 comentarios:

felicitat dijo...

Pues sí, es hora de que alguien nos abra los ojos! con esta huelga alguien se va a llenar los bolsillos como siempre, no seré yo, por mala suerte, pero tampoco me van a joder! Esta huelga no sirve para nada i los sindicatos perdieron su valor hace muchíiisimo tiempo para mí. Osease...que se jodan todos juntos! y los piquetes otros que cobran a sueldo, la gente tiene que ser libre de hacer o no hacer huelga, tiene derecho a determinar si quieren que les quiten el pan de un dia por nada! Esta huelga llega tarde herman@s.

Martina dijo...

¡Vaya! Lo siento pero me he quedado con la felicidad que sientes cuando te despiertas los sábados al lado de tu mitad. Déjame que me haga también la "sueca" y pase de largo del 29-S. En mi vida, necesito ahora más amor que huelgas generales. ¿También yo me estaré acomodando?

chris dijo...

Estoy con felicitat la huelga llega tardísimo. Y lo que más jode es que no va a servir para nada. Bueno si, para que todos se apunten un tanto absurdo.

Lo de pagar por ir al baño de la Fnac no sé si ha llegado a Madrid. En el edificio que tienen aqui hay dos puertas, una enfrente de la otra que dan a calles muy comerciales. La gente acostumbra a cruzar la Fnac para no dar la vuelta a toda la manzana. De aquí a nada cobrarán también el paso jaja!!

Mean Mr Mustard dijo...

Tienes mucha razón en lo que dices sobre los sindicatos pero aun así y con todo estoy a favor de la huelga: porque estoy hasta los mismísimos de que las crisis siempre las acaben pagando los mismos y de que gobiernos que se dicen socialistas se entreguen con los brazos abiertos al capital.

Un saludo

Sra. Castafiore dijo...

Me ha encantado el croquis, aunque faltan las fechas de cobro de las subvenciones de los fondos de formación, y demas caramelos del papá estado de los que viven en parte los sindicatos.

Commuter dijo...

Juli Gan, los que estan en el poder aborrecen personas como tu, eres lo menos aborregado que hay! Me encanta como estudias la situacion y las conclusiones que sacas. Que si, que estamos jodidos por los poderes facticos. Todos, alli y aqui tambien.

guada dijo...

si, tienes razón con lo de la huelga, pero....me he quedado con lo mismo que martina...la frase genial, hacerse la sueca en ikea no tiene nombre

Ripley dijo...

Menuda mezcla de temas en un mismo post!! empiezas dándome envidia, luego estoy de acuerdo contigo - a mi los centros comerciales entre semana cuando hay poquita gente- Barcelona que me encanta y terminamos con la huelga - que como tengo la cabeza cansada por otros temas- prefiero no decir nada sobre ello, pero bien, me quedo con el principio, o esperando tener un despertar como ese tuyo. musus

Blau dijo...

Juli, nosotras tb estuvimos por esa feria de libros...ainss que bonitas las fiestas.

iTxaro dijo...

el croquis muy bueno, y tus fines de semana tranquilos también

Juli Gan dijo...

FELICITAT: La huelga sólo es para que los sindicatos encojan los hombros con aire resignado y digan...ya hemos hecho algo, no podemos hacer más. Y ya está. Los jefes todos contentos y la huelga un mal menor.

MARTINA: No, qué va. Lo que haces es muy normal. Buscas las cosas verdaderamente importantes de la vida. Y haces muy bien.

CHRIS: Pues espero que no te lean, porque aplicarán la idea. En fin, yo sabía que se hacía cruising en ese centro comercial, pero dudo mucho que sea en los aseos de señoras.

MEAN MR.MUSTARD: Yo creo que los sindicatos se quedan cortos (por la cuenta que les trae) Haría más cosas, como han empezado a hacer los que han ocupado el edificio abandonado del Banesto.

SRA. CASTAFIORE: Es que no sería un croquis, sería una enciclopedia. Y sacarte del inem si haces un curso y ya no cuentas como parado y a todas las mujeres a las que se les echa de sus empleos porque no salen rentables por las bajas de maternidad, pero eso no se dice porque es ilegal. Ahora vas y lo pruebas si es que puedes....Uf!

COMMUTER: Qué va, cada vez me doy más cuenta de lo conformista y acomodaticia que soy. Borrega, sí, pero con los colores "sacaos". Gracias por los piropos, guapa.

GUADA: Y si tuviera nombre sería algo así como Pjfvvsvvosqvist. Jajaja.

RIPLEY: Es que me atabalo con tanta cosa y luego no sé sacarl de golpe.

BLAU: Seguro que os lo habéis pasado genial. Me gustó. No había estado nunca.

ITXARO: Es que ya tengo una edad. Y con un buen libro y una mantita sobre las rodillas sentada en la butaca, no me hace falta más. Jaaajajaja.

Ave dijo...

Yo una vez fui a IKEA vestida con una camiseta amarillo canario. La verdad, fue espectacular. Nunca había sido tan popular: "Oye, ¿me puedes decir dónde tenéis los revisteros?" o "Oye, ¿por qué no funciona ese cajero?" Y así. Pero en general detesto esos lugares, como te pasa a ti.

Kamarada X dijo...

Por supuesto que "la huelga sólo es para que los sindicatos encojan los hombros con aire resignado y digan...ya hemos hecho algo, no podemos hacer más".
Pero a mí lo que realmente me indigna es la "insoportable levedad del ser de esa ""nueva"" clase obrera" que al decirse manipulada decide no hacer nada. Los sindicatos no se joden sino te jodes tú, pues la pasividad es complicidad sin duda, vístelo como quieras.