Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 18 de septiembre de 2015

La batalla nupcial

Leo las noticias y me entero de que ayer salió la sentencia de un juicio sobre un hecho muy chusco, aunque lamentable, que tuvo lugar hace un par de años en una boda. Hubo una pelea multitudinaria por cuestión de la música que ponía el DJ. No sabemos si recibió el de la SGAE, cosa que, ya puestos, sería lo suyo.

La boda de ficción


La boda tuvo lugar un 28 de diciembre, cosa que parece predestinada a ser toda una broma. Por lo visto,  el origen del tumulto fueron unas discursiones acerca de pinchar música en euskara . Calificar la música cantada en euskara como "mortuoria y etarra", aparte de ignorante, me parece poco afortunado.  Lo gracioso es que este hecho lamentable de la batalla del banquete de bodas sirvió de inspiración al programa "vaya semanita" para hacer un sinfín de gags sobre la boda y sus personajes enfrentados, ya fueran en la misma boda, en la función del colegio o en un funeral. Toda una mina de situaciones chuscas.

Y así, los guionistas se forraban a chistes:

Tampoco favorece que lo tomen en serio el hecho de que esta noticia, recogida por dos diarios de vocento, cuenten dos historias dispares. Mientras el Diario Vasco de San Sebastián bebe de sus fuentes y cuenta que era una canción de Benito Lertxundi la que incendió los ánimos, cosa que dudo porque Benito Lertxundi es un cantautor excelente y muy elegante, pero no adecuado para una boda porque sus temas no son para bailar, el bilbaíno El Correo, que parece más informado, habla de un tema de "Gozategi", llamado "Kalanbreak", que tiene su gracia, por cierto. Este tema, por lo visto, fue pinchado a petición de la novia, y a los 20 segundos, el novio se enganchó con el DJ para que lo quitara y pusiera "Amante bandido" de "Miguel Bosé". Lo que todo el mundo se pregunta es si esta pareja sigue casada, porque si no eres capaz de aguantar 20 segundos la música que tu consorte escucha, es que vamos muy mal.

El juicio sentencia dos penas de seis meses de prisión y una compensación económica, a abonar por un tercero, de 1400 euros.  Los únicos que han sacado tajada de todo esto han sido los guionistas de Vaya Semanita, que han tenido el chiste hecho durante temporadas enteras.

Muestra "botonera":



4 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Mal futuro, con ese presente.

Emilio Manuel dijo...

He casado a una hija y hubo música en directo, nosotros pactamos con los músicos lo que iban a cantar, ¿allí no se hizo?, si no se hizo craso error, ¿y los novios, se divorciaron tras un par de horas de casamiento?

Saludos

Nik neuk dijo...

Es que la noticia tiene su "gracia" porque como dices, si te casas con alguien se supone que sabes sus gustos. ¿Se sabe si siguen juntos?
La canción no la conocía pero aunque no entendiesen euskera es bonita y alegre. Y sobre lo que dice Emilio Manuel, mi experiencia dice que la música la pactas pero el dj si le piden algo, lo busca y lo pincha.
Un saludo ;)

laesti dijo...

FAN de esa boda. He acudido a bodas en las que sonaban Sonia y Selena, David Bisbal, Paquito el chocolatero, la versión lalalalala de "i will survive", ¡hasta jotas! y nunca hubo tumultos. No lo entiendo. A la próxima pienso montarla.