Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 26 de junio de 2012

Eurovegas: delinque con elegancia desde la primera expropiación

Ayer llegaron los magnates promotores de la barbaridad esta de Eurovegas y se plantaron en la desembocadura del baix Llobregat y luego tuvieron una entrevista con el president de la Generalitat Artur "Jose María, el Tempranillo" Mas. No sé qué es más desconcertante, si la obra faraónica sin reparar en gastos ni perjuicios que quieren llevar a cabo o que las instituciones los tomen en serio y se entrevisten con estos empresarios de la ludopatía galopante. Hoy, viajan a Madrid a ver donde pueden colocarlo en aquella zona.


Os recibimos, americanos, con alegría. Olé mi mare, olé mi suegra y olé mi tía.

Pero vamos a ver. ¿Cómo puede creerse alguien que la obra faraónica esta puede traer más beneficios que perjuicios? Ya se especula con que se expropiarán tierras de cultivo, igual que en la zona de Vilaseca en Tarragona cuando se quedaron con un terreno donde iba a ir Eurodisney, y al final fue Port Aventura. Primero darán una miseria echando por la fuerza a los dueños de los campos de cultivo y luego montarán una Babilonia de cemento, para la que, además, relajarán las normas y las leyes. Poderoso caballero es don Dinero y en sus dominios sí se podrá fumar, serán dueños de prebendas y privilegios, habrá vacíos legales que otros no se los pueden saltar. Todo ello para que unos delincuentes que se han hecho ricos a base de fomentar la ludopatía, sigan amasando una fortuna.

Hay que ser gilipollas, por mucho que te forren los bolsillos

Y los gobiernos de Catalunya y la Comunidad de Madrid, están encantados ante la posibilidad de alojar esa barbaridad que fomenta el vicio y la corrupción, mirando para otro lado, mientras ponen el cazo. Y es que los delitos con pasta, son menos.

Un -mal- gusto inequívocamente americano

Por desgracia ya estamos acostumbrados a que los gobiernos se abran de brazos (Y de piernas) ante el enésimo pelotazo que se queda en nada. No hay más que recordar cosas como Marina d'or, aeropuertos varios, la zona de ranillas de Zaragoza, donde se hizo la expo, que da pena verla. Excusándose en la crisis y en la necesidad de emplear con contratos humillantes a tanta gente que necesita trabajar, las autoridades de Catalunya y Madrid se rifan la ubicación de esa mole para el juego y abrazan a los delincuentes que la promueven, prometiéndoles laxitud de leyes y benevolencia fiscal. Callan el impacto medioambiental y el derroche de dinero público para fines privados. En este negocio son odiosas las formas, las comparaciones, el trato diferenciado y la actitud de los que perpetran la tal Eurovegas.

¿Pero quién demonios nos gobierna, la mafia del estado de Nevada?


5 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Lo siento mucho, pero nos toman por analfabetos, ignorantes, pedigüeños,inmorales tercermundistas y un largo etc..., estamos pidiendo, por un lado, crear empresas productivas, y por otro aceptamos empresas dedicadas al putiferio y al trafico de todo lo que se puede hacer con el juego: trafico de armas, de droga, de persona, de blanqueo de dinero, mientras tanto los políticos de Madrid y de Barcelona como auténticos trileros, viendo quien ofrece mas a costa de burlar todas las leyes habidas y por haber.

¡¡Que vergüenza de país!! .

Un abrazo.

La Gazza Ladra dijo...

Si nos gobernasen los mafiosos de Nevada, estoy seguro de que otro gallo nos cantaría... Nos gobiernan los que les lamen las botas a aquellos, llevados al poder por la ignorancia del pueblo que les eligió...

Tenemos lo que nos merecemos.

Salud!

mariajesusparadela dijo...

Y yo me pregunto si dieran a nuestros emprendedores tantas facilidades en terrenos, rebajas fiscales y permisos ilegales ¿no se crearían tantos o más puestos de trabajo menos perniciosos?

neska dijo...

Y mientras el Donald Trump diciendo que ahora es el momento de aprovecharse de España que están que lo regalan... (para los millonarios, claro)
Da una mala ostia ver semejante desfachatez e inmoralidad...

Alfonso dijo...

Muy buena la foto. Hay que decirlo más.
Y no, no tenemos lo que nos merecemos, Gazza. Yo, al menos, no me lo merezco. Y otros que conozco merecen cosas aún peores. La inmundicia está muy mal repartida.