Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

domingo, 3 de junio de 2012

Canciones de la migración. (La emigración en el País Vasco)

Al hilo del post del viernes, sobre canciones de la migración, Emejota me hizo recordar que hay canciones populares y antiguas que hablan de ello. Aunque Emejota hablaba del Maitetxu mía, que pasa por vasca sin serlo, ya que el autor de esta melodía, Francisco Alonso, era granadino, y el letrista, el madrileño Emilio González del Castillo. Por lo visto, el Maitetxu mía fue inspirada en los veraneos del compositor en el pueblo guipuzcoano de Hondarribia, así la melodía está creada a través de uno de los ritmos típicos de la música vasca: el Zortziko. Hay otras muchas canciones vascas que hablan de la partida hacia el extranjero. Y es que el pueblo vasco, como la mayoría de los pueblos europeos, en el siglo XIX y comienzos del XX, buscó la salida, sobre todo a América.

El otro gran referente de la canción vasca, cantada en castellano, que habla del tema, que se titula Maite, es una composición del músico donostiarra Pablo Sorozábal. Lo curioso del caso es que se compuso para la banda sonora de una película del año 1941 llamada Jai-Alai (literalmente "fiesta alegre", que es el nombre que se le da al juego de frontón en cualquiera de sus modalidades) Lo singular del caso es que esta película rodada en Elantxobe, pueblo de la costa vizcaína, es que aún se dejó que los personajes llevaran nombre vasquizado y que la canción Maite fuera interpretada por el ochote los bocheros en la letra original en euskara. Dada la dureza de la represión lingüística de la época, es un hecho insólito.

Los vascos de la costa vivían del mar, así que era muy normal tener que alejarse temporadas siendo tripulación de buques. Una de las canciones más conocidas sobre el tema, que además es un bombón para las corales es el Boga-Boga, que habla del alejamiento progresivo del marinero que se va a las Indias (Occidentales) remando, hasta que alcance el velero, que está fondeado un poco más lejos del puerto. (La letra en versión original y traducida, aquí)También las hay de regreso, como cantaban los hermanos Argoitia,  Amets amets (Sueña) alegre tonada del que sueña con llegar a su puerto de origen.

Es curioso, porque los vascos continentales (vascofranceses), a diferencia de los vascos peninsulares (vascoespañoles), partían de su lugar de origen hacia París. Así, por ejemplo, Etxahun Iruri, compuso un par de conocidísimas canciones sobre este hecho. Una de ellas, Oi, ama Eskual Herri goxua (Oh, dulce madre Euskal Herria) es una de las composiciones más bellas sobre tener que dejar el hogar. Cantada por Benito Lertundi (Al que debo un buen post) es de una belleza magnífica:



Etxahun Iruri también compuso la conocida Agur, Zuberoa. (LetraAunque también había una graciosa tonada dedicada a esa afrancesada que vuelve al pueblo creyéndose alguien importante, cuando no es más que una modistilla aldeana que cose en París, como es el caso de Tupindegiko Roxali (Rosalía de Tupindegi)

Pero volviendo a la seriedad del que tiene que marchar, los había por obligación, como fue el caso del bardo Joxemai Iparragirre, al que ya dediqué un post, que tiene un zortziko llamado Agur Euskal Herriari (Adiós a Euskal Herria) en el que cuanta como desde joven tuvo que irse fuera de su tierra, pero que el corazón insiste para que vuelva.

Casi todos los vascos del XIX y de la primera mitad del XX, viajaban para encontrar trabajo en América, así lo cantaba Benito Lertxundi en Amerikara noa (Voy a América) donde dice que su vida en América ojalá la tuviera en su patria. Otros muchos vuelven, como el protagonista de la canción Habanera de Xabier Lete, recordando los buenos tiempos pasados (Letra). Unos pocos afortunados regresaron ricos, como el protagonista de Ameriketara joan nintzen (Fui a las Américas) diciendo que el sonido de las monedas dan alegría al corazón.



Más recientemente otros cantores han puesto voz e ingenio a la emigración, como esa pieza tan popular de Kaxiano que decía Itsasontzi baten (En un barco) me llevan fuera de Euskal Herria. ¿Quién sabe si a hacer la mili? como pasaba al novio de azken dantza, el último baile.

Algunos tocan canciones en la calle, como Txomin Artola, ya que nadie le quiere dar trabajo por ser extranjero en Goizeko euri artean (Entre la lluvia de la mañana) Pero a finales del siglo XX , Euskal Herria se convirtió en lugar de acogida de inmigrantes, cosa que Zarama cantó en Iñaki, ze urrun dago Kamerun (Iñaki, qué lejos está Camerún) cuando habla de los subsaharianos que utilizan nombres locales para intentar vender cuatro chucherías para poder comer. (Qué grandes sois, Nineuk!!)

8 comentarios:

emejota dijo...

Gracias por la aclaración, pues ya ves la de años viviendo en la ignorancia. Ahora me pongo a escuchar el resto de la musiquita que nos ofreces mientras trasteo. Muxu bat.

mariajesusparadela dijo...

Las canciones vascas desde el boga hasta el ator (que no tiene nada que ver con la emigración, porque creo que es un villancico) me gustan muchísimo. Los vascos suelen tener buenas voces (tengo una cuñada que cantó en el orfeón donostiarra) y la mayoría de sus canciones se prestan a lo coral y me hacen disfrutar muchísimo.
Lo triste es tener que irse de la propia tierra, por falta de trabajo...

frank dijo...

esta cancion es dedicada a las personas que se van a buscar trabajo y que al final pierden la vida misma y se unden las vidas de sus hijos.

Emilio Manuel dijo...

Ya decía yo que leyéndote siempre aprendía algo, me acabas de informar de que Francisco Alonso era granadino y escribiendo sobre temas vascos, para que luego hablen de diferencias entre el norte y el sur.

Un abrazo.

Alson dijo...

Eres mi ídola!

iTxaro dijo...

la wikipedia se queda una M a tu lado

si es que da gusto leerte

Juli Gan dijo...

EMEJOTA: Casi todo el mundo la toma por vasca, incluso en el país vasco, pero si la canción está escrita en castellano hay gato encerrado.

MARIAJESÚS: Pero el "ator", que significa "ven", y eso como el anuncio de los turrones, ya tiene un punto de lejanía. Eso de emigrar siempre es duro.

FRANK: Hay de todo. La mayoría son tristes, pero alguna es de alegría por volver rico.

EMILIO MANUEL: A fin de cuentas, no estamos tan lejos unos de otros y hay más lazos de los que se ven.

ALSÓN: "Sagerá"!

ITXARO: No hay nada que el google no sepa y me vas a sacar los colores y voy a parecer una inglesa a jornada completa en la playa :P

Patxi Mendiburu dijo...

sobre Maite y Jai Alai esto te puede interesar:
http://patximendiburu.blogspot.com.es/2016/07/critica-lopez-echevarrieta-sobre-jai.html