Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 12 de julio de 2011

Pasajes de la biblia. Hoy: José el vidente

Pues ya habíamos contado que Jacob, ahora llamado Israel, que cambiaba de nombre como Prince o Tamara la mala, tenía doce hijos de cuatro mujeres distintas, pero, como era natural en su familia, el colega tenía preferencias por algunos de sus hijos, que eran los habidos de Raquel: José y Benjamín. Los hermanos de José, algo envidiosillos por culpa del padre poco ecuánime, agotaron su paciencia cuando José, que tenía poderes paranormales ya que descifraba los sueños, va y les cuenta que ha soñado que un día sus hermanos van a inclinarse hacia él. ¡Para qué querían más! Un día que estaban con el ganado, agarran a José y lo tiran a un pozo. En realidad querían cargárselo, pero Rubén, el hermano mayor, que no quiere líos, pero tampoco quiere que sus hermanos, que son muchos, también se lo carguen a él, manifiesta que es mejor dejarlo con vida y esperar secretamente para volver a rescatarlo luego.

Aprovechando que Rubén se ha largado y que pasan unos ismaelitas. (Oh, vaya, resulta que ya había futuros musulmanes por allá, qué sorpresa) agarran a José y lo venden como esclavo. El papelón en casa de Jacob, cuando sus hijos le sueltan que una fiera se ha cargado a José, pues imagináos.  A José lo venden en Egipto a un ministro del faraón que atiende por el chusco nombre de Putifar. Si alguien  se ha visto "la corte de Faraón" que es una opereta picantona, ya sabrá de qué va la historia. La biblia hace un aparte en el capítulo 38 del génesis para contarnos la historia de un sobrino de José, llamado Onán, al que ya me referí otra vez.

La esposa de Putifar le hacía ojitos a José, pero este le hacía la cobra, entonces la esposa, despechada, lo acusa ante su esposo de acoso. (Qué bonito suena acusar de acoso, acaso) y al pobre lo enchironan.

 Venga, chato, no te resistas.

Allá conoce al pastelero y al copero del faraón y les descifra sus sueños. Al pastelero le dice que lo ejecutarán y al copero que lo restituirán. Acierta. Al cabo del tiempo, el copero, que ya se había olvidado del compañero de trena, ante el pesar del faraón que no logra entender sus sueños, lo recomienda. José llega e interpreta los sueños del faraón. Resumiendo mucho y todos en uno, el sueño del faraón es que hay siete vacas gordas y felices, y que llegan siete vacas famélicas y se comen a las vacas gordas. Toda una proeza para hervívoros rumiantes. Aunque, claro, es un sueño. Así que José le dice que durante siete años de bonanza, con la familia Cartwright en la Ponderosa y todo, haga provisiones, porque luego vendrán siete años de miseria, penuria y hambre, que parece que los del Bilderberg hayan pasado por allá para robar todo. El faraón, agradecido y emocionado le da un puestazo. El resto, en otro capítulo.

11 comentarios:

Mada dijo...

Deberías reescribir la versión pagana... se convertiría en un bestseller

Siempre suya dijo...

me parto.... qué bueno y reconfortante....
Gracias por esta libre interpretación

Jose Luis Forneo dijo...

La Biblia da para interpretaciones mil. Total es lo que suele pasar con las mentiras, que cada uno las cuenta como quiere. Lo bueno de esta version es que es divertida...

Saludos

Blau dijo...

Que sepas que soy fan number 1 de estos pasajes.

Sra. Castafiore dijo...

Me encanta. Misterio, intriga, dolor de barriga...

No se si podre esperar al desenlace en el proximo capítulo, o me ire directamente a buscarlo en el libraco de marras.

iTxaro dijo...

me imagino en misa haciendo algún espabiladillo esta versión de la biblia. Estoy segura que más de uno , incluido el cura, no se daría ni cuenta

Pena Mexicana dijo...

Este pasaje de la Biblia es la base de uno de los musicales que más le gustaba a mi madre: José el soñador.

Muy bueno Juli, como siempre ;)

besos

Lenteja dijo...

Me postro ante ti doblando la cerviz como señal de reverencia, pero miedo me da que me caiga un rayo divino o un cuchillo de sacrificio me rebane la yugular pues no paro de reirme con tus resúmenes bíblicos... Menuda herencia cultural arrastramos... Por cierto que nombras en tus post mi nick de lenteja y además mi nombre de pila... que también es bíblico... válgame qué destino.
Besos.Lenteja

emejota dijo...

Mira que me gustan estan entradas, tanto tanto que me las dejo para el super final, para requetesaborearlas. Estoy con Mada, apoyo la versión pagana. Así poquito a poco por entregas en el blog y al final te la encuentras acabada. Beso.

Juli Gan dijo...

MADA: Hay dos cosas que me lo impiden: Una, que soy una gandula profesional y dos, que mi nivel narrativo es penoso. Pero aquí seguiré colgándolas.

SIEMPRE SUYA: Gracias a usted, es muy amable :)

JOSÉ LUIS FORNEO: Eso es verdad. Por eso hay tantos "intérpretes" de la biblia que dan por leyes cosas rarísimas, y se olvidan de otras.

BLAU: Jaaaaaajaja. Gracias, Fan nº1.

SRA. CASTAFIORE: Estoy por hacer como en los libros de "elige tu propia aventura" y hacer que la gente vote por el desenlace.

ITXARO: No sé, los curas se pasan años leyéndose la biblia, claro que la trama original es fiel a lo que me he leído.

PENA MEXICANA: Pues "La corte de Faraón" tiene algunas piezas muy graciosas.

LENTEJA: No me digas que te llamas "Rubena". Jaaaaajajaja. Hala, hala. ¿No serás andaluza aunque seas lenteja castellana? No eres exagerá ni ná. Pues si hago que rías, me alegro y mucho. Gracias.

EMEJOTA: Creo que acabaré haciendo una entrada con enlaces a todos los resúmenes. Mil gracias.


Gracias a tod@s. Me alegro de que os guste y os haga reir, pues es, en el fondo, lo que pretendo.

guada dijo...

jajajaja, es buenisimo....no te has planteado hacer un enlace a todas esas entradas de la biblia moderna.......
sigue con estas historias me hacen reír mucho
besos