Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 8 de febrero de 2011

Mujeres en el poder

 Aunque nos lo intenten maquillar, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres no es real, como bien sabéis, notáis o adivináis. Hace poco leí un hecho que me pareció estremecedor. Tenemos unos prejuicios en la cabeza que inadvertidamente nos hace opinar en contra de las mujeres, cosa que me tortura personalmente, pero que es verdad. Así que me puse a buscar una noticia leída hace poco y me topé con un interesante discurso de una bussinesswoman norteamericana que os reproduzco, merece la pena, y clicando donde pone "view subtitles" aparecerá un menú de idiomas. Seleccionando "spanish", quedará subtitulado en tal idioma. La oradora, claro, es norteamericana y aunque no tenemos el ritmo ni las costumbres laborales yankees, la idea fundamental de su discurso es clara.


Un profesor de la Universidad de Columbia repartió un caso real entre sus estudiantes. El caso (un caso práctico muy famoso publicado por la Universidad de Harvard) explicaba la historia de Heidi Rozen, una emprendedora en Silicon Valley que, poco a poco, va llegando a la cima, convirtiéndose en accionista de una exitosa empresa tecnológica. El profesor de Columbia, sin embargo, en la mitad de las copias que les entregó a sus alumnos, cambió una palabra, sólo una palabra: Heidi por Howard. Una vez leido el caso, todos, absolutamente todos los alumnos que leyeron el caso de Howard dijeron que les gustaba ese hombre, que sus manera de llegar a la cima era inspiradora, que sería fantástico trabajar con él. Por el otro lado, la otra mitad de los estudiantes creían que Heidi era un poco egocéntrica, políticamente sesgada, no estaban seguros de querer trabajar con ella. Esa es la carga negativa que se nos inculca desde pequeños, que hace la diferencia muy clara. El vídeo con el discurso, a continuación.

6 comentarios:

Alson dijo...

No hay nada peor que el temor... y a la mujer se la teme (incluso entre nosotras mismas)

Pena Mexicana dijo...

Muy bueno Juli, me ha hecho recordar cuando yo trabajaba en aquella universidad privada tan competitiva...
besos

emejota dijo...

Así es, ¿razones? las de siempre. Hay que asumir que "ser mala" es todo un arte digno de los seres más valientes. Un fuerte abrazo.

chris dijo...

Nos queda tanto camino por recorrer....siglos y siglos de patriarcado y machismo que casi se convierten en información genética en nuestro interior. Es una lucha tanto externa como contra nuestros instintos. Qué duro!

Sra. Castafiore dijo...

Ya sabes lo de los sinónimos:

Zorro=astuto / Zorra=puta
Aventurero=valiente /Aventurera=puta
Callejero=de la calle /Callejera=puta
Hombrezuelo=hombre pequeño / Mujerzuela=puta
Hombre publico=personaje prominente / mujer publica=puta
Adultero=infiel / Adultera=puta

...y no sigo que se me desgasta la P

farala dijo...

ylo peor es que parece ser que hasta las que nos consideramos feministas parece ser que lo hacemos (inconscientemente): http://blogdefarala.blogspot.com/2008/09/profesoras-machistas.html