Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

sábado, 14 de abril de 2018

El día de la República revisionada

Hoy es un lluvioso 14 de abril. Otro aniversario más de la promulgada II República Española, y de aquello hace ya 87 años, que se dice pronto. Aquella República esperada por los progresistas, zancadilleada por los conservadores. Y es que España es tremendamente cainita y, si hay que joder a tu hermano, se hace sin miramientos.

Alegoría de la II República.

Y después de dos gobiernos, cada uno de un signo, y de varias crisis, las elecciones de febrero del 36 dieron el triunfo a la coalición de izquierdas, de la misma manera que las de noviembre del 33 habían dado el triunfo a la coalición d derechas, solo que esta vez, el gran capital, los monárquicos, la iglesia, los imitadores de los fascismos italoalemanes y, sobre todo, el ejército africanista se pusieron de acuerdo para acabar con la democracia y el progresismo, y de paso, para escarmentar a esa gente que se cree con derechos, como decía el llamado a ser el dictador, general Emilio Mola, si no se hubiera hartado de tragar tierra tras su caída en picado desde el avión que se estrelló allá por la Bureba de Burgos. «Hay que sembrar el terror […] hay que dejar la sensación de dominio, eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros», o cosas como «Hay que echar al carajo toda esa monserga de derechos del hombre, humanitarismo y filantropía» Pero Mola no acabó la guerra vivo y decidieron encumbrar a un general remolón que hasta última hora no se había decidido a sumarse al golpe de EstadoSi ya lo decían los regulares (Porque no eran nada buenos) moros: Franco tenía "baraka", o lo que es lo mismo, una flor en el culo. Un tío con suerte. Demasiada suerte la del atiplado general barrigón.



Y algunos pensaréis ya está dando el coñazo con la República y la guerra civil, para después concluir si aquello pasó hace ochenta años ¿Quién se acuerda?, pues, curiosamente, quienes dicen estar más hartos de aquello, como Pablo Casado, ese locuaz insensato del partido en el gobierno, se cansan al hablar de la guerra del abuelo, pero son los que más revisan, tergiversan y sacan a colación este episodio tan atropellado de la historia RECIENTE de España, esa España que los descendientes de los vencedores creen que les pertenece en exclusividad y no entienden que produzca rechazo en muchos españoles y muchos que no quieren tener esa etiqueta por todo lo que conlleva de conformidad simbológica, pero eso es otro tema.

Javier Ortega Smith, de Vox, hablando de fusilamientos "con amor". Revisionista.

Los neofranquistas revisan la historia y la tienen en la boca todo el día y hablan y hablan de la violencia comunista del momento, porque ya podías ser un republicano conservador, que los había, pero ellos te convierten en comunista, y te cuentan la quema de iglesias y los asesinatos de religiosos, pero silencian el hecho de que, tras la guerra, los vencedores fueron los únicos que reprimieron, encarcelaron, represaliaron, expropiaron y asesinaron, y eso no lo recuerdan, pero para lo otro, sí, como si fuera una excusa de su cruel e inhumano comportamiento posterior.



Y ¿Este rollo para qué?, diréis, pues precisamente para que abráis los ojos. El 14 de abril no se celebra, es más, se pretende sancionar a quien lo hace, y, además, aquellos que más hartos dicen estar de la guerra del abuelo, retocan la historia a su conveniencia y hacen comparaciones obscenas y mentirosas.

Aún hay excitables intolerantes.

Si España es una monarquía hoy en día es porque durante la transición sabían que si se hacía un referéndum ganaría la República, como afirmó Suárez, por eso llevan 40 años de educativo atolondramiento de la población y han convertido a la gente en complacientes acríticos que no se cuestionan los dudosos orígenes de nuestro sistema de gobierno imperante, pero desprecian algo que no conocen porque así se lo han enseñado como borregos.



Un país que no conoce su historia está condenado a repetirla, y toda la cantidad de odios, desprecios y ataques furibundos lo están confirmando. No os dejéis engañar por la mentira, por favor, que no sigan escribiendo sus mentiras hasta que las creáis verdad.

No hay comentarios: