Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 3 de febrero de 2015

Documental del asesinato de Yolanda González

Hace 35 años mataron a Yolanda González. La matararon, fundamentalmente, porque era una luchadora. Luchaba por un futuro en aquellos mentirosos años 70 donde la transición parecía, sólo parecía, ser modélica. A Yolanda la mataron por dar la cara y por ser vasca. Ya se sabe que todos los vascos somos terroristas sólo por el hecho de haber nacido en ese rincón del mundo. A algunos esta última burrada les parecerá una exageración. Lo es, pero no tan descabellada, por desgracia. Al menos eso es lo que yo he percibido de los demás sobre mi persona durante años.

Víctima de segunda


Lo peor de todo es que algunos muertos valen más que otros. Algunos son víctimas del terrorismo. Yolanda, por lo visto, no se merece ese calificativo, a pesar de que miembros del cuerpo nacional de policía estuvieran relacionados, pero no se puede decir que se hacía terrorismo desde el Estado. El asesino más famoso, los otros estuvieron más arropados, huyó con un permiso penitenciario, y hoy, vive su ancianidad en Madrid, a pesar de que los delitos de sangre no prescriben y que quienes protegen a este indivíduo echan pestes de la doctrina Parot (Sólo inaplicable al terrorista enemigo, no al terrorista propio).

No se pierdan este documental, si pueden verlo, háganlo:


4 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Efectivamente a mi me parece que es una burrada, aunque hay que conocer aquella época en la que decir vasco era anatema, de hecho he podido visitar como turista en un viaje organizado hace un par de años, antes, ni las agencias de viajes se adentraban en aquella zona, una pena.

En cuanto a que unas víctimas son diferentes a otras, ya lo sabes, aún no se ha pedido perdón los republicanos ni por todo el dolor que trajo una guerra incivil, los que gobiernan están acostumbrados a ello, no es nada nuevo.

Saludos

Juli Gan dijo...

Emilio: Eso es porque no te han querido dar una paliza sólo por preguntarte de donde eres (Tenía yo 7 años y era en Burgos).

Jose Luis Forneo dijo...

Es otra de las víctimas olvidadas del régimen actual, que no es más que la pervivencia del régimen franquista maquillado muy malamente durante la transición. Una transición en la que uno de los maquillajes más habituales era la sangre de aquellos que lucharon contra la pervivencia de la dictadura, y que jamás se tragaron la pantomima democrática.

Saludos

Ico dijo...

Muy bueno el documental, gracias.
La visión madridista que se tiene de las comunidades siempre crea esa clase de prejuicios, así para muchos los canarios somos "aplatanados". También tenemos nuestro asesinados y represalidos en esa época nefasta y oscura que se llamó transición, como dice Forneo, seguimos con los mismos perros con distintos collares. Te recomiendo si te gusta el tema investigar sobre "el Rubio" Ángel Cabrera un caso fragante de cómo se cargan el sistema a los que destacan por su lucha obrera.
un saludo